Fumar gay exhibicionista

fumar gay exhibicionista

SPA PAGINAS PORNO EN PERU

Necesitaba un rabo que calmara mi calentura y desesperación, y no me salía de la mente aquellas vergas, de mis vagabundos folladores. Fui directo al bajo comercial, que era donde sabía que dormían. Al principio quedé pensando, si me habría equivocado, pero no, era allí, y al parecer ese bajo, estaba cerrado.

Así que desesperado, decidí marcharme, haciéndolo por entre las tuberías de hormigón, que quedaban allí al lado. Ssí, allí había cartones, y se miraban unos bultos, como si hubiera gente. Me acerqué, descubriendo en ellos, al indigente exhibicionista, allí acurrucado. Tan pronto me acerqué, el vagabundo levantó la cabeza viéndome llegar.

Me llamó, diciendo, ven putito. Me agaché y entrando de rodillas, fui hasta donde estaba. Me dijo, ven, métete aquí, abriendo la manta que lo cubría. Acuéstate con migo, mi amor, que dormiremos juntitos. Me saqué la cazadora que llevaba y los zapatos, los dejé allí al lado, mientras el indigente me decía métete ya así, que te sacas la ropa aquí mi amor. Siguió quitando mi camisa, mientras con su boca, iba mordiendo mis pezones, a la vez que decía, como me gustan tus tetitas, las tienes pequeñitas, y los pezoncitos duritos, mmmmmm, como me gusta morder tus tetitas, mi amor.

Ya estaba desnudo, solo que tenía el pantalón y slip, a la altura de mis rodillas, pero él no paraba de besarme, abrazarme y morder mis pezones, jugando con sus manos en mis huevos y polla. Me metí debajo de la manta, y agarrando su polla, me la llevé a la boca, empezando una sabrosa mamada, mientras con mis manos jugaba con sus huevos. Me gustaría que durmiéramos siempre los 2 juntitos, tenerte siempre en mi cama, y hacerte el amor. Te llenaría el culito de leche, y te lo follaría siempre que quisieras, mi amor.

Date la vuelta un poquito, y arrima tu culito a mí que ya te la voy meter, que estoy desesperado, y la polla me va reventar. Me estaba dando por el culo, mientras con sus manos, se aferraba a mis caderas, y con su boca, me besaba la espalda, luego con una de sus manos, me agarraba la polla, haciéndome una suave paja.

Me iba dando besos por la espalda, y a la vez me iba diciendo, quiero que te quedes a dormir con migo, mi amor, quiero seguir follando este culito, y que lo lleves bien repletito de mi semen. Con su mano agarró mi polla, empezando a hacerme una paja. Quiero darte por el culito toda la noche, mi amor, quiero dejarte bien satisfecho, y que goces toda la noche, anda dime que quieres quedarte.

Se quedó así abrazado a mí, con su polla saliendo de mi culo, una mano en mis huevos y polla, y la otra la tenía sobre mi pecho. Quedamos adormilados, y cuando reaccionamos, ya habían pasado 2 horas desde que había llegado, a eso de las 3 menos 20, ya iban dar las 5 de la madrugada.

Nos levantamos con ganas de mear. Una vez meamos, terminamos de fumar el cigarro, nos volvimos a acurrucar en aquella cama del vagabundo. Anda mi amor, quieres chuparme un poquito la polla.

Anda que quiero darte por el culito otra vez, me la chupas un poquito, y cuando se ponga tiesa, te la meto otra vez en ese culito tan bueno que tienes. Abrí la boca, metiendo aquella polla que se mostraba frente a mi cara. No estaba bien así para chuparle bien la polla, y le pedí que se pusiera de rodillas, junto a mi pecho. Se levantó, se sentó en mi pecho poniendo sus rodillas junto a mis sobacos, y agarrando mi cabeza con sus manos, la levantaba para que chupara su polla, que me estaba sabiendo como un rico manjar.

Ay que boquita, mira como le gusta mi polla, así chupa, así, anda, pasa la lengüita por los huevos, y chupa la cabecita, así, pasa la lengüita por el capullo. Ay mi amor, mira ya me la has puesto dura otra vez. Se la chupé otro poco, cuando de pronto se levantó, y me dijo, anda mi amor que te quiero dar otra vez por ese culito.

Me abrió las piernas, haciéndome ponerlas flexionadas, allí se puso de rodillas, y agarrando mis piernas por debajo con sus brazos, las fue levantando, mientras él se iba echando sobre mi.

De esta manera, mi culo le quedaba con el agujero hacia arriba, y totalmente abierto, a la altura de su polla. Mira mira como te entra en el culo mi polla, mira como te folla mi polla ese culito tan rico que tienes. Ay, como te gusta que te folle este culito. Toma mi amor, toma polla, ay que gusto, mi amor, toma polla. Mira como te follo, mmmmmm, mira como te abro el culito.

Aquello era un continuo sonido de plas, plas, plas, plas, mientras yo notaba como iba entrando y saliendo la polla de mi culo, y el golpeo constante que daba su pelvis en mi culito. Se quedó parado con la polla clavada en mi culo, quedando los 2 sudando, y extasiados de placer.

Cuando nos repusimos, nos levantamos y salimos así en pelotas a fumar un cigarrillo, tomando de paso un poco el fresco de la madrugada. Distrito Capital Federal, Argentina. Opinión escrita 10 de julio de Agradecele a Adriana T. Agradecele a David H. Opinión escrita 9 de julio de Stella C Angra Dos Reis. Simpatico lugar de paso obligado. Agradecele a Stella C. Los viajeros que vieron Marienplatz también vieron.

Compartí tus experiencias Escribí tu opinión Compartí tus fotos. Hotel Schlicker "Zum Goldenen Loewen". Hoteles cerca de Marienplatz. Actividades Hoteles Restaurantes 4. Actualizaciones de mapa en pausa. Condiciones de uso Política de privacidad Mapa del sitio. TripAdvisor LLC no se responsabiliza por el contenido en sitios web externos. Impuestos y cargos no incluidos en las ofertas. Quiénes somos Centro de ayuda.

Fumar gay exhibicionista

Novinha desvestirse